Café Mapuche Kawella ya tiene su planta procesadora en Traiguén

0 637

cafe kawellaORIGEN. Este producto con sello regional sale al extranjero enviando una partida de prueba a Italia.

Con una rogativa mapuche y la presencia de autoridades regionales, la Cooperativa Agrícola Campesina We Mogen inauguró en Traiguén una planta para procesar su café de cebada Kawella, un producto orgánico con sello mapuche que pretende posicionarse en el mercado gourmet.

A través de un novedoso modelo productivo y comercial, la Cooperativa Agrícola, que reúne a productores de las comunas de Nueva Imperial, Galvarino y Traiguén, se encuentra en el rescate y puesta en valor de tradiciones e identidad cultural mapuche con su café de cebada Kawella. Un producto de alta diferenciación y enfocado a un mercado gourmet, que es liderado por dicha cooperativa y cofinanciado por Corfo, en el marco del instrumento “Proyectos Asociativos para la Microempresa, PAM”.

“Estamos en nuestro segundo año de trabajo, donde estamos orientados a implementar un modelo operativo para sustentabilidad del negocio, además de dimensionar y evaluar diferentes niveles de escalamiento. De esta forma generaremos información sistematizada respecto de cada una de las etapas productivas y operacionales, de manera de visualizar en forma clara el valor agregado que genera al negocio en cada uno de los procesos. Además, se pretende orientar esfuerzos en la transferencia de competencias al personal de la planta como a los socios de la Cooperativa en temas de funcionamiento de la planta, proceso, contabilidad, fortalecimiento organizacional y asociatividad”, señaló José Nain, representante de la cooperativa.

DEFINICIÓN

Kawella es un café de cebada mapuche, que ha generado interés por su aroma. Su generación se enmarca en un nuevo negocio para adicionar valor a la producción de cereales en predios mapuche, restituidos por el Estado, cuyo destino se orienta al mundo gourmet, con sello e identidad cultural del Pueblo Mapuche. La iniciativa va en su segundo año de trabajo, orientada a poner en marcha la unidad agroindustrial, que les permitirá operar bajo estrictas normas sanitarias en conformidad con el mercado gourmet.

“Estamos frente a una iniciativa innovadora de un grupo de pequeños agricultores que crean un producto único, con propiedades saludables y que se encuentra en su proceso de certificación sanitaria. Para Corfo como instrumento de Estado es muy importante respaldar a emprendedores. Sin duda que Kawella encantará a los paladares regionales y se proyectará en el mercado con un sello propio”, comentó Eduardo Vicencio, director regional de Corfo.

los desafíos

Durante el 2016 se iniciará una fuerte campaña de posicionamiento y lanzamiento de este café en Santiago, que espera encantar a los paladares más refinados. Desde La Araucanía saldrá un café sucedáneo de grano tostado de cebada, para cafetera, puro o saborizado con materias primas naturales, en envase de 125 a 250 grs. “La marca estará sustentada en nuestra identidad cultural, resaltando atributos de sabor y propiedades funcionales, avaladas por estudios científicos, con elaboración artesanal. Tendrá un sello indígena, otro atributo valioso y que nos permitirá acceder al comercio justo. También se contará con un empaque secundario, en cajas de cartón de 20 unidades, es decir, con un contenido neto de 5 kilos. Enviaremos unas partidas de prueba a Italia, donde esperamos los mejores resultados”, explicó José Nain.

A nivel de producto se espera estandarizar la producción de café de cebada mapuche Kawella, puesto que el año 2015 se desarrolló un producto a nivel de prototipo, en condiciones distintas a las que se tendrán finalmente en la planta. Se pretende además, desarrollar y validar nuevos prototipos, realizando pruebas de mercado con diseño de encuesta semiestructurada en puntos de venta de Temuco, Concepción y Santiago, así también explorar nuevos mercados a nivel nacional.

“Este tipo de iniciativas demuestra que las buenas ideas y la asociatividad da buenos resultados. Esta cooperativa pensó en Kawella y hoy estamos viendo su planta de proceso, lo que les permitirá trabajar en un producto apetecido y con propiedades saludables, además de tener un sello de La Araucanía”, puntualizó Alberto Hofer, seremi de Agricultura.

Tres comunas procesan sus productos en la planta que fue inaugurada en la comuna de Traiguén.

 

Fuente: Diario Austral de Temuco.