Columna :”Se Puede Cambiar, Depende de la Actitud.” por Pamela Jara Rocha

fish escape cocept
0 219
Pamela Jara Rocha, Escritora Traiguenina

Diversas situaciones pueden motivarnos a cambiar. Independiente de la razón de fondo, requiere fuerza, lucha y tesón. Lo importante es no abandonar el trabajo en la partida por sentir que parece imposible efectuar los ajustes que se requieren.

 

Esta también sería una actitud cómoda, sin pensar en los beneficios que se obtienen al poder manejar cualquier situación que nos atormente. Es una reacción comprensible, pues todos en algún momento nos resistimos a cambiar generalmente debido al temor. Pero recuerda, cuando decidimos hacerlo se nos abren las puertas a la luz.

 

Por ejemplo, algunas personas deciden comenzar un tratamiento de psicoterapia, conversan todas sus inquietudes y dificultades hasta desahogarse completamente, pero cuando llega el momento de hacer los cambios positivos para su vida, no están dispuestos a lo que dice el especialista. Buscan una y otra excusa postergando así el crecimiento.

 

Un consejo en este sentido, es no permitir que nada impida negarte a ver la vida de una forma nueva y diferente. Si quieres que tu situación mejore, es imperiosamente necesario cambiar.

 

En este sentido, sugiero ejercer mucha cautela, pues hay especialistas y especialistas. Por eso es muy apropiado apoyarse en un profesional competente y sobre todo que sea respetuoso de los principios fundamentales de vida que cada persona posee.

 

A veces ocurre que algunos profesionales tratan de introducir en la mente, ideas que ellos consideran beneficiosas y que al final son poco constructivas, pues muchas veces están basadas en opiniones personales. Por ejemplo, si tu vida ha sido tranquila, reposada, quizás el especialista piense que ha sido algo aburrida y que por eso estás enferma, por lo tanto tu vida necesita “más emoción”. Cautela con esto, pues el remedio puede ser peor que la enfermedad. Quizás ocurra que termines más deteriorado y enfermo emocionalmente de lo que estabas al principio.

 

Algunos de los logros de una adecuada psicoterapia y que me siento feliz de haber logrado en mi caso personal y de poder compartir en esta columna, han sido por ejemplo el aprender a amarme, valorarme y ser feliz con las cosas simples de la vida. Obtienes una mejor relación con los demás y puedes llegar a mirarte al espejo sin odiarte como antes.

 

Una técnica muy buena y sencilla que puedo recomendar como receta, porque me dio excelente resultado es la siguiente: Como por muchos años viví con muy baja autoestima, comencé a repetir varias veces y todos los días la expresión, “me quiero y me acepto”. Esto fue determinante para llegar a valorarme pero no sobrevalorarme.

 

Si. La psicoterapia puede ser muy provechosa, pero depende de dos factores esenciales: El terapeuta y los deseos de superación del paciente. Si no hay una razón sincera por parte del paciente y esto lo digo enfáticamente, es perder el tiempo. Todos podemos cambiar, pero depende de la actitud