Un espacio abierto a la Comunidad

Diputado Rathgeb valora retraso en la discusión de la Reforma al Código de Aguas

0 11

Como una buena señal calificó el diputado Jorge Rathgeb Schifferli, la decisión del ministro de Agricultura, Carlos Furche, de retrasar la discusión parlamentaria del proyecto que reforma el Código de Aguas.

Esta decisión, según Rathgeb, fue revelada por la autoridad del agro en la XIII versión del Encuentro Nacional del Agro, organizado por la Sociedad Nacional de Agricultura, SNA, siendo un anuncio que despolitiza la gestión legislativa, tras la intención del ministro de presentar el proyecto una vez pasada las elecciones de noviembre próximo.

“Es una decisión acertada teniendo presente que muchas de las votaciones que se han realizado en la Comisión de Recursos Hídricos y en la de Agricultura, han encontrado la propia oposición del gobierno. Hemos tenido representantes del Ministerio de Agricultura y finalmente sus indicaciones no han sido aprobadas por sus propios parlamentarios, por lo que pensamos que esto obedece a una situación en la cual el Ejecutivo debió tomar decisiones con mucha antelación en el sentido de haber retirado este proyecto antes”, precisó.

“Este proyecto –indicó Rathgeb- está perjudicando las inversiones que existen. Por lo que requiere de una discusión seria que no se ensucie de los intereses electorales”, indicó el legislador quien integra la comisión de Recursos Hídricos de la Cámara Baja.

Recordemos que el Código de Agua  fue promulgado el año 1981, manteniéndose vigente hasta hoy. En su contenido establece el agua como un bien social y a la vez  un bien económico, reafirmando que es el Estado el que conceda los derechos de uso a privados. El año 2015, se estableció la primera parte de la discusión de un proyecto que busca establecer el agua como un bien de subsistencia, definiendo el acceso de agua potable y saneamiento como un derecho humano esencial e irrenunciable que debe ser garantizado por el Estado.

En medio de esta discusión, según ha trascendido, está el uso del agua en inversiones necesarias para la subsistencia de la agricultura nacional y el consumo energético como la construcción de embalses y otras infraestructuras que requiere una discusión en el marco de esta ley.