Obra de teatro: “El Cóndor y la Huemula” deslumbró a escolares de Traiguén

0 622

Las risas y aplausos fueron los protagonistas en la obra de teatro: “El Cóndor y la Huemula”, la que de manera didáctica destacó la importancia del cuidado de nuestra fauna a escolares de establecimientos educacionales tanto rurales como urbanos de Traiguén.

Entusiasmados llegaron hasta la Casa de la Cultura de la comuna más de 250 estudiantes de tercero a octavo básico, quienes no dudaron en aceptar la invitación de la municipalidad de Traiguén y disfrutaron con esta entretenida obra educativa infantil que mezcló todo el arte escénico del teatro con la magia de trasmitir un educativo mensaje.

Al respecto, Ricardo Sanhueza Pirce, Alcalde de Traiguén destacó la importancia de realizar este tipo de actividades culturales, afirmando que “los personajes interactuaron en todo momento con el público, manteniendo un constante y divertido diálogo con los estudiantes, lo que provocó un aprendizaje más significativo para ellos”.

Los escolares tuvieron la posibilidad de disfrutar de la dinámica obra educativa de la compañía de teatro “La Guerrilla” dirigida por Hugo Mejías, la que buscó incentivar el cuidado y respeto de nuestra naturaleza desde temprana edad, explicando de manera lúdica la importancia del cuidado de la fauna chilena a través de los histriónicos personajes del “Cóndor y la Huemula”.

En el evento que contó con atractivas demostraciones que incluyeron aspectos musicales de baile y canto participación: Escuela de Quilquén, Colegio Santa Rosa, Colegio Louis Pasteur, Escuela República de Israel, Escuela Emilia Romagna, y Escuela Diego Portales.

Obra de teatro “El Cóndor y la Huemula”

Inspirada en el ensayo “Menos Cóndor y más Huemul”, de Gabriela Mistral, la obra cuenta la historia de una Huemula que sube a una gran montaña a buscar un nuevo hogar para todos los animales de la fauna chilena, debido a que el cambio climático ha destruido el de ellos. Una vez ahí, se encuentra con un gran Cóndor que le niega toda posibilidad. Poco a poco, la moderna y joven Huemula hace cambiar de pensamiento al anticuado y viejo Cóndor, hasta convencerlo de que los tiempos han cambiado y que ahora es momento de ayudar.